CómoComo Colocar Supositorio

Como Colocar Supositorio


Cómo Colocar un Supositorio

Los supositorios son medicamentos administrados rectalmente para tratar distintos síntomas y enfermedades. El procedimiento es generalmente rápido y sencillo, pero hay que tomar algunas precauciones para evitar el desarrollo de complicaciones.

La Preparación

  • Asegúrate de leer la información sobre el medicamento que contiene el supositorio, para entender cómo funciona y los posibles efectos secundarios.
  • Prepara una toalla suave, una cucharilla y agua tibia.
  • Lávate las manos para minimizar el riesgo de infección.
  • Si el supositorio no se encuentra en su forma sólida, súbelo a un vaso con agua cantidad de tibia para que se derrita antes su colocación.

Colocación del Supositorio

  • Siéntate en el inodoro, dobla las rodillas y separa los glúteos.
  • Inserta el supositorio con una cucharilla para evitar el contacto con la piel.
  • Mantenlo a presión con una mano mientras que con la otra empujas con suavidad con movimientos rotatorios hacia abajo.
  • Una vez colocado, limpia la zona con la toalla húmeda para eliminar cualquier residuo.
  • Puedes orinar para asegurar que el medicamento se haya insertado correctamente.

Información Adicional

Los supositorios pueden ser incómodos pero suelen liberar el medicamento de forma más rápida que algunas otras formas de administración. Si te duele al momento de su colocación, o si hay una sensación de ardor en la región posterior luego de su inserción, consulta inmediatamente a tu médico. Es importante tener en cuenta que los supositorios no deben ser ingeridos. Si tuviste algún contacto con ellos, lávate bien las manos y la boca.

¿Por qué lado se pone un supositorio?

Lo correcto es empezar por el extremo plano. Esto facilita que se quede en el recto. Así, cuando el ano se contrae, el supositorio se mete hacia adentro y no se sale. Lo mejor sería que los supositorios acabasen en punta por los dos lados.

Para poner un supositorio, primero hay que ponerse en una posición cómoda. Para ello se recomienda tumbarse boca arriba con las rodillas hacia arriba o bien colocarse en cuclillas. Luego se coloca el supositorio en el extremo plano con la punta hacia el recto y se empuja suavemente con el dedo. Se debe tener cuidado de no presionar demasiado para evitar lesiones.

¿Qué hacer después de ponerse un supositorio?

Una vez introducido el supositorio, deberás aguantar las ganas de expulsarlo, hasta que haga efecto unos 15-30 minutos después. Si lo utilizas en un bebé o un niño pequeño, intenta mantener sus muslos juntos un ratito. Empapar la piel alrededor de la zona con algún lubricante (como aceite mineral por ejemplo) también es una buena idea para facilitar su paso. Durante este tiempo es importante que el paciente descanse y se mantenga caliente. No se recomienda introducir agua tibia para que el supositorio se deshaga más rápido. Después de este período de tiempo la sustancia activa habrá sido liberada y el supositorio no tiene que ser expulsado manualmente.

¿Cómo saber si me puse bien un supositorio?

¿Cómo se pone un supositorio? – YouTube

Para saber si te pusiste un supositorio correctamente, debes sentir una leve sensación de alivio en la zona afectada. Si aún tienes malestar, es probable que el supositorio no se haya colocado correctamente.

Poner un supositorio es un proceso relativamente sencillo. Para empezar, debes lavarte las manos y empaquetar el supositorio con un paño. Luego, acuéstate en una posición cómoda (preferentemente con las rodillas dobladas y los pies separados). Usa una toalla para proteger la cama del supositorio.
A continuación, inserta el supositorio suavemente en la abertura anal con la punta hacia arriba. Presiona suavemente el supositorio hacia adentro para asegurar que se insertó correctamente.

Para ver una demostración de cómo se pone un supositorio, sigue este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=AHAtIBzna04

Cómo colocar un supositorio

Los supositorios son un enfoque común para administrar medicamentos rectales. Estos supositorios suelen ser pequeños y delgados, y se insertan en el recto para permitir el acceso de la medicina al organismo. Muchísimas personas alrededor del mundo usan los supositorios como forma de administrar medicamentos rectales.

Pasos para insertar un supositorio:

  • Lávese las manos: Al comenzar, es necesario lavarse bien las manos para disminuir el riesgo de infección.
  • Retire el envoltorio: Desenvuelva el supositorio de forma que no toque el medicamento con sus manos.
  • Colóquelo de forma vertical: Tome el supositorio y colóquelo suavemente en su posición, en posición vertical.
  • Aplique presión: Después de la colocación, aplique ligera presión para asegurarse de que el medicamento se administre correctamente.
  • Permanezca en la cama: Después de insertar el supositorio, permanezca en la cama. Esto ayuda a disminuir el riesgo de lesiones debido a su pérdida.

Consejos para tener en cuenta

  • Los supositorios se insertan en el recto para permitir que la medicina entre directamente en el flujo sanguíneo, por lo que no se necesita un estómago para absorber los compuestos.
  • Los supositorios no deben ser utilizados para cualquier otro propósito que no sea lo indicado por el médico.
  • No intente aplicar la medicina usando su dedo. Utilice únicamente supositorios.

Es importante seguir en todo momento las indicaciones de su médico para colocar un supositorio; esto contribuirá en gran medida a su salud y bienestar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente

Artículos recientes

- Advertisement -

Suscríbete GRATIS

Recibe noticias actualizadas mensualmente

Recibe descuentos y promociones

totalmente gratuito

Puedes darte de baja cuando quieras

Si quieres colaborar con nosotros por favor, envíanos un email a través de la página de contacto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS