CómoComo Poner Un Supositorio a Un Adulto

Como Poner Un Supositorio a Un Adulto


Cómo Poner un Suppositorio a un Adulto

Los supositorios son una forma de administrar medicamentos a los adultos. Poner un supositorio a un adulto puede ser una tarea intimidante, pero sigue siendo una herramienta útil para administrar medicamentos rectales.

Instrucciones básicas de cómo aplicar un supositorio a un adulto:

1. Vierta el contenido del supositorio en una cuchara.

2. Pida a la persona que reciba el supositorio que se ponga en posición de cuclillas o acuéstese boca arriba.

3. Introduzca suavemente el supositorio en el ano.

4. La persona debe presionar ligeramente el ano con los músculos para facilitar la absorción del medicamento.

5. Lávese las manos con agua y jabón después de aplicar el supositorio.

Es importante seguir estas instrucciones al pie de la letra para evitar lesiones graves y complicaciones.

Consideraciones importantes

  • Gaveta térmica: los supositorios deben guardarse en una gaveta térmica para mantener la temperatura correcta.
  • Medicamentos sólidos: los supositorios no se deben usar con medicamentos sólidos, sino con medicamentos líquidos.
  • Lubricación: la encimera o el recto se deben lubricar bien para facilitar la administración del supositorio.
  • Infecciones: las infecciones no deben ser tratadas con supositorios hasta que se haya comprobado la causa de la infección.
  • Agua caliente: el enema es una solución muy eficaz para aplicar supositorios.
  • Recipiente para medicamentos: los medicamentos no deben usarse sun recetador para medicamentos si no tiene la etiqueta original.

Siempre es mejor consultar un profesional sanitario antes de poner un supositorio a un adulto.

Esperamos que estas instrucciones le hayan ayudado a entender cómo poner un supositorio a un adulto.

¿Qué hacer después de ponerse un supositorio?

Una vez introducido el supositorio, deberás aguantar las ganas de expulsarlo, hasta que haga efecto unos 15-30 minutos después. Si lo utilizas en un bebé o un niño pequeño, intenta mantener sus muslos juntos un ratito. Si es alguien mayor, no existe ninguna restricción específica, aunque hay que tener cuidado de no estar cerca de aguas estancadas o lugares húmedos, para evitar el riesgo de infección.

¿Por qué lado se pone un supositorio?

Lo correcto es empezar por el extremo plano. Esto facilita que se quede en el recto. Así, cuando el ano se contrae, el supositorio se mete hacia adentro y no se sale. Lo mejor sería que los supositorios acabasen en punta por los dos lados.

Cómo Poner Un Supositorio a Un Adulto

Los supositorios son medicamentos con forma sólida, solubles en la temperatura corporal, administrables rectalmente o vaginalmente para el tratamiento de diversas enfermedades. Para adultos se prescribe usualmente una dosis mucho mayor a los niños, por lo que la aplicación es algo diferente.

Instrucciones

  • Lávese las manos antes de comenzar.
  • Asegúrese de que la habitación esté adecuadamente calefaccionada, para evitar infecciones.
  • Pídale al paciente que se coloque en decúbito lateral izquierdo, y levante ligeramente una de sus piernas.
  • Retire el envoltorio del supositorio con herramientas desechables.
  • Inserte el supositorio en la parte baja del recto sin presionar.
  • Vuelva a colocar al paciente en posición cómoda, inclinada hacia atrás.

Es importante tener en cuenta que el supositorio debe insertarse profundamente para una mejor absorción. Si el paciente sufre de hemorroides, es recomendable colocar una almohadilla con agua caliente antes de aplicar el supositorio, para aminorar la tensión.

¿Cómo poner un supositorio a un adulto?

Los supositorios son un medicamento rociado con una forma cónica, que se inserta en el recto como forma de administrar medicamentos para alcanzar rápidamente el sistema sanguíneo. Están disponibles en varios tamaños y se emplean para tratar una variedad de síntomas, como el dolor, la diarrea y los espasmos musculares. La colocación de un supositorio a un adulto puede ser un proceso desagradable para ambas partes. Entender los pasos necesarios para su colocación y mantener la calma pueden hacer que el procedimiento sea mucho más fácil.

Instrucciones:

  • Lave sus manos. Asegúrese de lavarlas en agua tibia con jabón antes de tocar cualquier cosa relacionada con los supositorios.
  • Caliente el supositorio. Esto afloja la forma cónica, haciendo más fácil la colocación del mismo. Coloque el supositorio entre sus manos durante unos segundos.
  • Póngase guantes. Utilice guantes para asegurarse de no contaminar el supositorio. Si no dispone de guantes, asegúrese de usar un paño limpio para tocar el supositorio, y no permita que la parte concava, donde está el medicamento, toque ningún objeto.
  • Asista al paciente. El paciente debe colocarse en posición de encogimiento (de lado con rodillas y caderas dobladas) y estirar sus caderas y rodillas lo más posible.
  • Inserta el supositorio. Mientras sujeta el supositorio entre el dedo meñique y el anular, guíelo suavemente hacia el ano. No lo presione, deje que se vaya deslizando suavemente.
  • Retire el supositorio. Una vez que el supositorio se haya insertado, despídalo con un paño limpio. No tire del supositorio.

Consejos:

  • Explique al paciente todos los pasos antes de comenzar para calmar las ansiedades.
  • Lea atentamente las instrucciones indicadas en el prospecto antes de administrar cualquier medicamento.
  • No deje al paciente solo antes o después de la colocación del supositorio.
  • No recicle los supositorios, y deseche los usados inmediatamente, manteniéndolos fuera del alcance de los niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anterior
Artículo siguiente

Artículos recientes

- Advertisement -

Suscríbete GRATIS

Recibe noticias actualizadas mensualmente

Recibe descuentos y promociones

totalmente gratuito

Puedes darte de baja cuando quieras

Si quieres colaborar con nosotros por favor, envíanos un email a través de la página de contacto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS